Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Publicado por el 2 octubre, 2012 en Conocimiento

Seminario Internacional sobre Monitoreo, Evaluación y Gestión por Resultados

Seminario Internacional sobre Monitoreo, Evaluación y Gestión por Resultados

Los días 3 y 4 del mes de setiembre Sulá Batsú participó en el Seminario Internacional sobre Monitoreo, Evaluación y Gestión por Resultados, realizado en la Ciudad de México.

Este Seminario tuvo como objetivo compartir con diversos actores de países de la región latinoamericana los retos y aprendizajes  relacionados con la institucionalización de los sistemas nacionales de evaluación y monitoreo en el Estado.

La discusión giró en torno a los siguientes temas:

  • La importancia de evaluar las acciones desarrolladas por los organismos de  cooperación internacional, y el reto sobre cómo hacer para que la evaluación no sea vista como un proceso de control y fiscalización.
  • La experiencia de implementación del Sistema de Evaluación y Monitoreo por Resultados llevada a cabo en México y en las entidades federativas,
  • Buenas prácticas en evaluación y gestión por resultados en la región.

Una de las actividades más enriquecedoras del Seminario fue compartir las experiencias y los obstáculos del proceso de institucionalización de los sistemas de evaluación y monitoreo en las instituciones del estado. Dentro de los principales retos se habló sobre la importancia de promover una cultura de transparencia, contar con sistemas de información confiable para la evaluación y el uso de la información que ésta genera.

México cuenta actualmente con un organismo público descentralizado enfocado en la evaluación de la política de desarrollo social: CONEVAL (http://www.coneval.gob.mx). Dicho organismo cuenta con autonomía y capacidad técnica para realizar evaluaciones y monitoreos de los programas sociales.

CONEVAL es la institución responsable de emitir los lineamientos de evaluación que deberán observar las dependencias y entidades responsables de operar programas sociales a los que hace referencia el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2007. CONEVAL tiene a su cargo las evaluaciones de la política y programas de desarrollo social que pueden ser realizadas por la misma entidad o a través de uno o varios organismos independientes del ejecutor del programa.

Es por la implementación de CONEVAL que México ha avanzado en los últimos años en el desarrollo de un Sistema Nacional de Monitoreo y Evaluación, articulado y que es hoy un ejemplo a seguir para otros países que quieren fortalecer los procesos estratégicos y de gestión y evaluación de sus programas sociales.

La participación de la Cooperativa se dio en la mesa de discusión sobre “Metodologías Diversas” y nos enfocamos en compartir los retos de evaluar iniciativas de desarrollo alternativo, a partir de nuestra experiencia en la experiencia de evaluación de efectos en las condiciones de vida de las y los productores de la Feria orgánica El Trueque, San José Costa Rica.

Uno de los temas discutidos en este panel, fue  la relevancia de realizar evaluaciones cualitativas. Este acercamiento tiene como finalidad la comprensión de una realidad desde el marco de referencia de quién la actúa, por lo que los conocimientos se construyen en el diálogo entre el evaluador y las/os participantes de la evaluación. Desde este enfoque la participación de los stakeholders es decir involucrados e interesados, es fundamental. La evaluación que integra el componente participativo es una herramienta esencial que aunque en muchas ocasiones genera mayores costos económicos, posibilita un conocimiento más preciso de la realidad de las y los participantes e involucrados y respeta  su conocimiento.

Una experiencia significativa del proceso discutida en la mesa fue sobre el papel del evaluador. La percepción más tradicional del papel del/ de la evaluador/a es ver a esta persona como un experto que realiza valoraciones según sus criterios, posicionando al/ a la evaluador/a y a la evaluación como mecanismos de control y fiscalización. De acuerdo con la posición epistemológica y ontológica con la que se desarrolló la experiencia de  la Feria El Trueque, se parte de una visión donde la evaluadora se convirtiera más bien en una facilitadora del proceso de intercambio de la información relacionada con el proyecto, intentado a la vez llevar y transmitir las diversas preocupaciones y visiones de los/as destinatarios de la evaluación, siendo sobre todo una facilitadora del proceso.

Para Robert Stake,  teórico de la evaluación, el papel del evaluador es captar, entender y analizar el programa evaluado e interpretar la realidad que observa. Por lo tanto, la evaluación debe orientarse a identificar la complejidad del programa, en su contexto social y político. La evaluación siempre que incluya la participación de las poblaciones beneficiaras, puede propiciar procesos de reflexión y de auto análisis en las y los participantes. Y en el mejor de los casos, generar las condiciones suficientes para el desarrollo de capacidades, auto gestión  e independencia. La evaluación surgiría como un proceso educativo y transformador.

Otro reto importante fue la evaluación de iniciativas de economía social y solidaria. Un reto en el campo de la evaluación es profundizar en las evaluaciones de este sector, que responden a una lógica racional económica diferente. Entre otras cosas, la evaluación financiera así como la búsqueda de resultados desde instrumentos que priorizan las relaciones causales son una limitante. En estas iniciativas la racionalidad productiva es diferente a la racionalidad capitalista, en esta otra racionalidad la solidaridad se convierte en un sostén de las iniciativas ya que generan resultados materiales efectivo y ganancias extra-económicas.

Es por esta racionalidad distinta de las organizaciones de la economía social que no es posible aplicar a su gestión, procedimientos y factores los criterios tradicionales de eficiencia que se aplican con organizaciones cuyo objetivo es la maximización de ganancias. Es así como se habla de rentabilidad o utilidad social. Es por esto que se deben de considerar otras categorías de análisis, instrumental y técnicas que permitan abarcar los resultados, rentabilidad, efectos de una manera más integral.

La Feria el Trueque es un ejemplo de las posibilidades y alternativas de agrupación económica con lógicas distintas a las empresas de acumulación capital.  Esto representa un reto metodológico y teórico para el campo de la evaluación, para reflexionar sobre las limitantes de algunos enfoques de evaluación, de instrumentos, la importancia de utilizar técnicas mixtas, generar teoría evaluativa desde la realidad del desarrollo de los países de nuestra región.

En este Seminario, estuvieron presentes organizaciones internacionales, instituciones públicas, academia, organizaciones sociales, entre otros actores, de los diferentes países de Centroamérica y Suramérica compartiendo sus experiencias sobre  evaluación y monitoreo. Consideramos que Costa Rica debe aprender de las experiencias regionales como la experiencia de México, de sus aciertos y errores, para ello la comunicación, el intercambio y la capacitación de profesionales en este tema es indispensable para que se configure un sistema nacional de evaluación y monitoreo que pueda mejorar y transformar la realidad nacional.