Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Publicado por el 2 Octubre, 2010 en Noticias, TIC y Sociedad

Ideas para acortar la brecha digital entre generaciones

Ideas para acortar la brecha digital entre generaciones

En el análisis del uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) desde una perspectiva social, es importante reconocer que el proceso de avance en tecnologías ha tenido un desarrollo muy vertiginoso en los últimos años. Desde el análisis formal de acceso a tecnologías es importante hacer referencia a la brecha digital generacional y a los enfoques de trabajo y conductas desarrolladas para estrechar dicha brecha.

En el acercamiento al uso social de las TICS es fundamental que la herramienta tecnológica sea útil en el día a día, podemos decir que las tecnologías son información y conocimiento que se traduce en acciones que mejoran la vida de las personas, y por ende, de las personas que las rodean, por ejemplo el compartir este uso determinado con personas de diversas edades podría que enriquecer la creatividad en la búsqueda de soluciones a un problema determinado.

El enfoque de trabajo que valora este uso social lo comprende como un uso completo y profundo de las herramientas tecnológicas accesible, útil y significativo, de forma que la creatividad en la búsqueda de soluciones se enriquezca. Por ejemplo un uso efectivo para una mujer en una comunidad rural que está buscando construir un negocio propio como costurera, puede ser desde la búsqueda digital de nuevos patrones para tener mayor diversidad de oferta y mejores precios, o construir una red de apoyo para vincularse con proveedores, hasta acceder a espacios gratuitos para posicionar y promocionar su producto, y que a su vez se difunda en listas de correo o en un blog atractivo.

Al profundizar en este análisis una visión que se hace necesaria es considerar el enfoque generacional que se centra en la necesidad de intercambiar y enriquecer los conocimientos y experiencias entre los participantes de diferentes generaciones en un grupo social. Es decir, si hay un grupo de aprendizaje o intercambio donde se encuentran personas jóvenes, adultas y adultas mayores, se debe mirar esa situación como una oportunidad para compartir vivencias y conocimientos. Por ejemplo el conocimiento de un adulto mayor puede dar un contenido más sensible a la investigación de un joven, o cómo un adolescente puede contribuir a la solución de un problema de un agricultor que requiere información y posibilidades de intercambio de consultas y consejos sobre determinado problema en una cosecha.

Para logar este vínculo la actitud del facilitador va a ser profundamente estratégico. Debe promover el enriquecimiento de las visiones de las diferentes personas y rescatar de manera adecuada las distintas formas de comprender, analizar y buscar soluciones entre jóvenes, adultos y adultas y personas mayores. Así, ya sea en la capacitación, facilitación o programación de software es importante realizar un ejercicio consciente que busque mayor inclusión lo cual se traduce en un equilibrio entre accesibilidad e interactividad.

La sensibilidad puede empezar en descubrir e intercambiar lo que en cada generación puede resultar significativo. Imaginemos por un momento los amplios y constantes avances en el manejo digital del audio. Imaginemos además como un primer actor a una persona joven con un nivel medio o avanzado de conocimiento técnico. En un espacio de acercamiento desde un enfoque de uso social y personalmente significativo de las TIC debe considerarse como ese mismo software y hardware puede resultar accesible también a otra persona en un contexto muy diferente.

Siguiendo el ejemplo anterior, el joven podría generar un intercambio que promueva el acercamiento a diversas formas de reproducción de audio para una mujer adulta perteneciente a un grupo social organizado, como una Junta de Salud y que carece de tiempo o recursos para recibir un curso formal de tecnologías. Y si ella y su grupo tienen intenciones de hacer una campaña informativa, pero al averiguar costos se enteran de que sobrepasan sus posibilidades de presupuesto. Ante esto, es posible facilitar la mediación e intercambiar las habilidades del joven en grabación y edición de audio con herramientas sencillas y búsqueda de pistas musicales para producir un audio sencillo e informativo a un reducido costo y que pueda ser construido por la mujer en un proceso de aprendizaje ligado a sus intereses y a sus tiempos.

Como gestores del uso social de las TICs se debe priorizar más que en la capacitación por sí misma, en las posibilidades del intercambio y en una conducta cotidiana comprometida e informada de los enfoques actuales en el uso social de las TICs. La meta será que cada instrumento tecnológico tenga sentido y sea una puerta para la solución de una necesidad individual y para la cooperación y colaboración grupal. El primer paso es realizar pequeños acercamientos entre diferentes poblaciones, junto a procesos de seguimiento de estas acciones que aseguren la verdadera apropiación de las nuevas herramientas tecnológicas en un ambiente que propicie el respeto a las capacidades y limitaciones de cada persona y que a la vez genere el entusiasmo por vincularse a las tecnologías, por perderles el “miedo” y de esta manera ir eliminando estereotipos que sustentan la actual brecha digital generacional.