Menú de páginas
TwitterFacebook
Menú de categorías

Publicado por el 2 mayo, 2017 en Sulá Batsú, TIC y Sociedad

Columna: La posibilidad de elegir lo que hacés…

Columna: La posibilidad de elegir lo que hacés…

Por Mariana Calvo. Sin ninguna duda cada mañana al despertar, nos enteramos de algún suceso lamentable. Ciertamente es así todos los días, ¡todos los días!. Cada persona crea sus propias resistencias, eligen no ver medios de comunicación, o más bien compartir información sensible en sus redes sociales, inician acciones individuales para un gran cambio o simplemente aceptan que este mundo es así de injusto.

Cada vez que veo una de estas noticias, me pregunto qué hacer, es que todo es tan cercano y lejano a la vez ¿tengo posibilidades reales de solucionar algo?… Lo decidí hace un rato, la respuesta es sí.

Yo elegí ser parte de una cooperativa que me permite crecer, pero sobre todo que me permite aportar ideas, acciones para solucionar algunas de estas problemáticas, al menos en nuestras comunidades. El mundo no cambiará de la noche a la mañana, pero como bien lo dijo una de mis compañeras el cambio ha de empezar por algún lado, y es en las poblaciones jóvenes donde ya ha dado inicio.

Generación 3.0 que pretende empoderar a la población joven a través de las tecnologías, nuestro programa de más mujeres en las tecnologías TIC-as, procesos de formación de orugas con niñas de Escazú apoyadas por su municipalidad, Tecnologías Digitales y mujeres en luchas ambientales junto a COLNODO en Colombia; son solo algunas de las veces en las que elegí ser parte de la solución, pero no me había dado cuenta. Muchas personas han puesto su empeño, su trabajo y recursos en estos proyectos. Son más de mil personas que han tenido una oportunidad de elegir, son más de mil personas que descubrieron un nuevo horizonte, una nueva opción. Que ahora suman a la solución.

Cuando vamos a una comunidad y les ofrecemos a los y las jóvenes la oportunidad de participar, retarse a sí mismos, conocer a otras personas de su comunidad, adquirir nuevo conocimiento, compartir sus saberes,  salir de su zona de confort; estamos aportando una gota al océano de la solución. Nos retamos a nosotras mismas día con día, viviendo de esta manera, dentro de este modelo. Y que dicha que elegimos seguir, que dicha que es así.

Cada chica o chico que recuerde parte de su experiencia en alguno de nuestros proyectos, aquellos que participan en todos los procesos, las que nos preguntan por la segunda parte, ellas y ellos van a ser quienes propongan soluciones mañana. Creo que de eso se trata nuestro trabajo, nuestro día a día, trabajar duro y contagiar a otras personas a hacerlo.